BIOGRAFÍASEN PORTADAFOLK ROCKFOLK-ROCKMersey-BeatMERSEYBEATNEW WAVEPUNKROCKROCKRock&PopSoft-Rock

El Folletín más grande de la Historia del Rock (II)

En Memoria de Christine McVie

En el capitulo anterior vimos como la formación más exitosa de Fleetwood Mac fue también la más turbulenta y excesiva.

 

La Belleza que Emergió del Caos

Es cierto que el grupo tenía la obligación contractual con la discográfica de publicar un nuevo LP, pero la principal fuerza creativa fue aquel marasmo de drogas, alcohol, deslealtades, peleas, llantos, reproches y rabia. Las canciones, compuestas por Christine McVie, Lindsey Buckingham y Stevie Nicks reflejan todos esos sentimientos, la desmesura de la frustración.

“Nos volvimos obsesivos con el disco, quizá porque se había convertido en un diario de nuestro dolor. Nos lo decíamos todo a todos a través de las canciones”, escribió Mick Fleetwood en sus memorias

 “Fue duro para todos, porque habíamos creado un álbum muy íntimo y personal; nos lo decíamos todo a todos a través de las canciones”.

 “En este álbum, todas las canciones que escribí son definitivamente sobre la gente de la banda… Las relaciones de Christine, la relación de John, la relación de Mick, la de Lindsey y la mía. Todas están allí y las canciones son muy honestas y la gente sabrá exactamente de qué estoy hablando…”. (Stevie Nicks para la Revista Rolling Stone)

“Drama. No nos dimos cuenta de eso hasta que todas las canciones se juntaron, entonces supimos que teníamos algo bastante poderoso hasta un punto que trascendió la miseria y la depresión de todos.  Creo que todos sabíamos que, si todo hubiera sido maravilloso, si nos hubiéramos llevado bien, las canciones no hubieran sido tan buenas” – Christine McVie

”Esos problemas, esas drogas, la diversión y la locura, todo, hicieron escribir todas esas canciones (…) Si hubiéramos sido un gran grupo saludable de chicos y chicas, ninguna de esas grandes canciones habría sido escrita, ¿sabes?” – Stevie Nicks

Sería “naif” ignorar que el anterior trabajo del grupo, el publicado en 1975, había sido un gran éxito, y el dinero estaba llegando a los miembros del grupo como nunca antes (ventas, conciertos). Así que sacar otro disco exitoso tenía un indudable interés para todos ellos, máxime cuando sus gustos y consumos se habían vuelto muy caros.

A través de la composición de los temas, del virtuosismo musical y vocal, los componentes de la banda trataban de ahogar sus demonios. Pero sobre todo de demostrar a sus exparejas que eran grandes artistas, mejores que aquellas otras personas que habían irrumpido en sus vidas. Nada mejor que repasar algunas de las canciones para constatar tanta determinación:

You Make Lovin´Fun

Comentada en otro párrafo, es una composición de Christine, dedicada a su nuevo novio (Curry, el técnico de sonido). Cuando John McVie se enteró, montó en cólera y el resto de la banda le convenció que Christine la había escrito pensando en su perro al que adoraba.

The Chain

Es una canción escrita de una forma tremendamente curiosa. Usaron una progresión de acordes de una canción de Christine llamada Keep Me There, también notas de Lola (My Love) escrita por Buckingham y Nicks en 1973. Nicks escribió acordes adicionales y Mike y John agregaron la parte final. Unieron las partes y le dieron una atmosfera instrumental y vocal potente. La canción alude a esos lazos inquebrantables que perduran en el tiempo y es precisamente la única que co-escriben todos los miembros del grupo. Es también el tema que recuerda más al Rock de principios de esa década.

Second Hand News

Un temazo de Lindsey Buckingham para abrir el álbum. Directo al grano del desamor y la frustración sentimental. Pero el ritmo, la vivacidad y la interpretación disimulan el sentido de la letra. Lindsey ayudó a Mike a encontrar el ritmo óptimo de la batería y reescribió las notas del bajo respecto a lo que había previsto el bajista McVie. Lindsey como autor, sentía que estaba en su derecho a enmendar a McVie y Fleetwood por mucho que estos fuesen los miembros originales de la banda.

Second Hand News

Oh Daddy

Escrita por Christine refiriéndose a un Mike Fleetwood entristecido por la ruptura matrimonial con Jennie Boyd. Mike era el único que tenía hijos y a pesar de sus excesos tenía un carisma paternal …”me calmas con tu sonrisa, me dejas saber que eres lo mejor de mi vida”… Nicks aportó las líneas finales …”Y no podría alejarme de ti cariño, aunque lo intentase”

Never Going Back Again

 

Claras influencias de Folk y Country en esta canción de Buckingham con cierto aire de zozobra -percepciones en miniatura- según la describió el autor, acerca de la ruptura con Stevie y una corta aventura posterior con otra mujer (Been down one time/Been down two times).

Gold Dust Woman

Compuesta por Stevie refiriéndose a los avatares que le suceden como estrella del Rock.

Songbird

Otra hermosa y delicada pieza compuesta por la elegante Christine. La inspiración le llegó en mitad de una noche. Despertó de pronto con toda la canción en su mente, incluyendo los acordes, la letra y la melodía, y tuvo que mantenerse despierta para no olvidarla, porque en su habitación no tenía forma de registrarla. Sutilmente parece aludir a su marido -deseándole felicidad para el futuro- y aún más (felicidad) para ella, en el contexto de su nueva relación. Su voz y su piano se grabaron de noche en un teatro vacío de Berkeley, con 15 micrófonos repartidos por la sala para crear un clima de actuación en directo.

I Don’t Want to Know

¡Mi tema preferido entre los escritos por Stevie Nicks! En realidad, la había compuesto antes de entrar en el grupo y no quería incluirla en el álbum. Pero el resto de la banda la impuso frente a otra composición de Stevie que era demasiado larga. Es una pieza muy en la línea de Buddy Holly quien prácticamente inventara esa fusión de Folk-Rock-Pop. Quizás la canción más optimista del álbum, sobre el amor y sus veleidades. Destacables coros, palmeos y las guitarras de doce cuerdas que dan ese aire folkie.

I Don´t Want to Know

Don’t Stop

Quizás la canción más popular del álbum, al menos en España. Fue compuesta por Christine pensando en su aún marido John. Decíamos que Christine se cansó de John y de sus excesos alcohólicos pero ella seguía apreciándolo y deseándole lo mejor. La canción es una especie de despedida cariñosa y trata de influirle ánimos para un futuro mejor “no dejes de pensar en el mañana, pronto llegará, será mejor que ahora, el ayer ya se fue”

Don´t Stop

 

Go Your Own Way

Quizás la mejor canción del álbum (y es difícil elegir). Lindsey expresa con toda crudeza la desazón que le produce haber sido abandonado por Stevie. El caso es que Stevie tenia que cantar las segundas voces sabiendo que ella era el objeto de la canción. Stevie intentó que Lindsey cambiase algunos párrafos, pero este se negó. El ritmo de la batería está inspirado en Street Fighting Man de los Rolling Stones.

Go Your Own Way

 

Dreams

Fue la respuesta de Stevie a Go Your Own Way. Escrita en apenas diez minutos. Es más un tema de Soft-Rock que de Pop-Rock. Al resto de la banda no le gustaba inicialmente. Christine observó que eran solo tres acordes y una nota en la mano izquierda…” pensé, esto es realmente aburrido”. Entonces el maestro Buckingham la tomó y formó tres secciones con acordes idénticos, pero hizo que cada una sonora diferente. Nuevamente Christine comentó el resultado; “él creó la impresión de que hay un hilo conductor a través de todo el tema” La letra es una clara advertencia de Stevie a Lindsey sobre los riesgos de abandonar y buscarse otras relaciones. Algo así como que “afuera puede hacer mucho frio” y termina en tono premonitorio; “ya lo verás”. Stevie Nicks la describió de la siguiente manera; “Como soy la chica vaporosa que cree en las hadas y los ángeles, y Lindsey es un tipo duro, todo se resuelve de otra manera. Lindsey dice: ‘Vete y sal con otros hombres y vive tu vida de mierda’, y yo canto sobre la lluvia que te limpia. Estábamos llegando desde ángulos opuestos, pero realmente estábamos diciendo exactamente lo mismo” (refiriéndose a Go Your Own Way)

 

Reconocimientos

El disco ha tenido innumerables reconocimientos y premios en las categorías de Rock y Pop. No aburriré (más) al lector citando esa lista interminable de galardones, pero como muestra me limitaré a señalar que es el álbum de estudio que más años estuvo en el UK Charts -desde 1977 a 1989- y que, desde entonces, ha vuelto a aparecer otros quince años de manera discontinua.

El enorme éxito comercial ha sido la suma de un conjunto brillantísimo de canciones y de todo el clima escabroso que se transmitió respecto a la banda. El título previsto para el álbum era Yesterday´s Gone (un verso de la canción Don´t Stop), pero la cantidad de rumores, de especulaciones, de noticias -reales o sensacionalistas- llevaron a Mike a proponer el nombre de Rumours.

Annie Leibovitz, supo transmitir aquel morbo en la portada de la revista Rolling Stone – marzo de 1977- poco después de la publicación del disco. La foto, un plano cenital, muestra a los cinco integrantes de la banda en la cama. Leibovitz les propuso que se agrupasen por parejas, pero se negaron -las parejas estaban más que rotas a esas alturas- así que Christine y John no saldrían pegados, como tampoco Lindsay y Stevie. El emparejamiento fue Christine con Lindsay, Mike con Stevie (después de eso tendrían su breve aventura) y John solo, leyendo un Play Boy.

 

¡Que no pare la Música!

Los componentes de la banda se hicieron evidentemente famosísimos y millonarios. Su siguiente disco –Tusk– era más experimental y no alcanzó el éxito previo. En Mirage lo volvieron a intentar y fue bastante bien -los discos de Fleetwood Mac- se vendían solos, pero nunca pudieron repetir ni de lejos el milagro de Rumours. La banda se disolvió y reunifico en diferentes ocasiones. Sacaron más discos y evidentemente siguieron ostentando el reconocimiento de uno d ellos grandes grupos de Rock de todos los tiempos. Christine, el miembro más sensible y elegante del grupo – aunque le daba al alcohol como el que más- se retiró de la música y no participó en los últimos trabajos ni en las giras. El tiempo curó -al menos en parte- las heridas tan profundas, las frustraciones y los rencores que se había causado en aquella espiral de deslealtades, litros de alcohol y kilómetros de rayas. Todos saben que fueron víctimas y villanos en aquellos años desfasados.

Oí muchas veces este disco a finales de los setenta (lo había comprado mi hermano Kike y también lo oíamos en “el bajo de Cuchi”). No podía ni imaginar que tras aquella elegantísima portada, con Stevie replicando el atuendo de Rhiannon y aquellas canciones de desamor con las que empaticé – aunque suponía retóricas- se ocultaba El Folletín más Grande de la Historia del Rock.

Ver Más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba