ACTUALIDADALTERNATIVE-ROCKBEATROCKBri-PunkBrit-PunkBRITPOPEN PORTADAFOLK ROCKFOLK-ROCKGARAGEGlam-RockGRUNGEHARD ROCKHeaviesHEAVY METALINDIE ROCKINDIE-ROCK-POPLA MOVIDAMAGAZINEMersey-BeatMERSEYBEATMODMODSNEW WAVENEW WAVENueva OlaPOPROCKPOST-PUNKPower PopPowerpopPSICODELIAPUNKROCKREGGAERHYTHM & BLUESROCKROCK ACIDOROCK ALTERNATIVORock and RollROCK PSICODELICORock&PopROCK&ROLLSONIDO MANCHESTER
TRENDING

Power Trios; Rock en Estado Puro

Cuartetos, Quintetos y algunos desparrames

En los años cincuenta, el primigenio Rock and Roll era habitualmente una cuestión de solistas acompañados de varios músicos (Elvis, Jerry Lee Lewis, Chuck Berry y otros). Cuando el Rock se convierte en un fenómeno de masas a principios de los sesenta, proliferan los grupos en lugar de solistas. La formación más común se compone de batería, bajo, guitarra rítmica y guitarra solista. The Beatles, The Kinks, la Credence, The Troggs -por citar sólo unas pocas- adoptaron ese modelo de combo. Algunas optan por cinco miembros, normalmente por inclusión de teclados o de un cantante solista –The Rolling Stones, The Zombies, The Byrds o The Beach Boys- son ejemplos de quintetos.  Algunas excepciones fueron las bandas vocales como Mamas & The Papas, donde sus cuatro miembros eran virtuosísimos cantantes y los músicos que los acompañaban no eran parte del conjunto.  Finalmente, hay bandas que son un desparrame de gente. En el periodo Punk & New Wave surgieron grupos como The Specials que eran normalmente nueve músicos, debido a sus abundantes secciones de viento, cantantes y teclados. Los Dexys Midnight Rumblers eran una banda igualmente numerosa, también por agregar sección de viento y hasta tres violines. En España y en la misma época, Kaka de Luxe eran siete y Paraíso, uno de los grupos que les sucedieran,  lo formaban ocho integrantes. Probablemente algunos no aportaban mucho -peroquekoño- lo que querían era divertirse.

Las frustraciones de Lennon

Lo cierto es que casi todas las bandas de Rock son de cuatro o cinco miembros. Al haber dos guitarristas, el más virtuoso suele hacerse cargo de los riffs y solos más complejos -por ejemplo, George Harrison en The Beatles– mientras que el otro guitarra asume los acordes que rellenan el sonido (John Lennon). Tanto Paul McCartney como bajista, como Ringo Starr en la batería y el mencionado Harrison eran considerados buenos músicos dentro de la escena Rock de los Sixties. Lennon en cambio, era el menos valorado como instrumentista. Un tanto dolido por su escaso reconocimiento como guitarrista, decía que si George Harrison era el cantante olvidado de los Beatles, entonces él era el guitarrista olvidado.

 Power Tríos; Rock en Estado Puro

Pero desde siempre han existido los llamados Power Trios. Un tipo de banda simple y rotunda cuando hay calidad. Hay una única guitarra que debe ser capaz de combinar acordes rítmicos, riffs y solos. Los tres músicos -guitarra, bajo y batería- deben ser “muy finos”, virtuosos y tocar muy acoplados para que la banda suene sólida y potente. Da igual si hacen Heavy, Power Pop, Mod, Rock Progresivo, Glam, Indie o cualquier otro género. Cuando son buenos -y suelen serlo- encarnan el Rock en estado puro. No se adornan, son directos, contundentes. Tienen un marchamo de autenticidad inherente al Rock and Roll.

Como las bandas cambian y evolucionan, algunas pasan por periodos en los que funcionan como Power Tríos y, en otras épocas, amplían el número de músicos del grupo.

Quizás el primer Power Trío importante fueron Buddy Holly con The Crickets. Ya hemos publicado un par de artículos en referencia a este artista y su grupo (El Día que la Música Murió). Si bien su talento era inmenso, el sonido que podía generar un trío de Rock and Roll a final de los años cincuenta, era muy limitado, debido a la escasa potencia de amplificación de la época y el contrabajo no electrificado. En esas circunstancias, los grupos sonaban sólo un poco más fuerte que una banda acústica.

Amplificación del sonido y mejoría de la técnica

En los años sesenta, la eclosión del Rock impulsó las tecnologías de amplificación, así como la evolución de los músicos, que, a base de ensayar y aprender de otros, mejoraron sus técnicas instrumentales. Los grupos empezaron a sonar fuerte en directo y algunos se atrevieron con emplear sólo una guitarra. En el periodo que va desde mitad de los Sixties a la primer aparte de los Seventies, tenemos entre otros al combo de Muddy Waters, a Grand Funk Railroad, a la banda de Frank Zappa, a Taste -el grupo de ese soberbio y desconocido guitarrista que fue Rory Gallaher– a la Jimmy Hendrix Experience a ZZTop, a Hot Tuna -herederos de Jefferson Airplane– a los canadienses Rush, a Emerson, Lake and Palmer -quienes normalmente substituían la guitarra por los teclados- y a Cream, el primer supergrupo de la Historia.

La «peor Banda de Rock del Mundo»

En la segunda mitad de los setenta surgen nuevos Power Tríos importantes. En 1975 aparecen Motörhead, una de las bandas claves del Heavy Metal. Inicialmente fueron considerados “muy malos”, la crítica dijo que eran la “Peor banda de Rock del mundo». Pero a base de mejorar su técnica y sobre todo, de amplificar hasta extremos brutales su sonido, Lemmy y sus chicos se encargaron de hacer tragar sus palabras a muchos críticos de la época. Ahora son uno de los grupos icónicos de los amantes del Rock duro.

Power Tríos para todos los gustos

El virtuosismo instrumental no es exclusivo del Heavy o del Rock Progresivo. Ha habido grandísimos músicos en otros estilos del universo Rockero. Bandas de Merseybeat, Power-Pop, Grunge, New Wave, Mod, Punk, Indie, Glam, Rock Alternativo y otros estilos, han tenido en sus filas brillantes instrumentistas, capaces de sonar como Power Trios.

En la escena Punk y New Wave de finales de los setenta, surgieron bandas como The Jam, The Police, The Outfield, Hüsker Dü, Violent Femmes, Agent Orange o Stray Cats. Desde entonces el número de Power Trios ha continuado creciendo, quizás por la misma razón que en los sesenta; mayor capacidad de amplificación, mejoras en el sonido y en la técnica de los instrumentistas. También porque es más rentable repartir la pasta de conciertos y discos entre tres que entre cuatro o cinco miembros de una banda. Entre las más conocidas surgidas a partir de la segunda mitad de los ochenta tenemos a Green Day, Nirvana, Placebo, Muse, Blink 182, Dinosaur Jr., Buffalo Tom, Everclear, The Presidents of USA, Semisonic, Sleater-Kinney, Black Rebel Motorcicle Club, The Fratellis, Nada Surf, Yeah Yeah Yeahs, The Subways, Vampire Weekend, Sugar, The Muffs o Manic Street Preachers entre otros. La lista no es tan abundante si la comparamos con las decenas de miles de bandas de cuatro o cinco miembros. Además, siendo puristas, muchos de los grupos mencionados suelen llevar músicos de apoyo en sus conciertos, lo cual, desde mi punto de vista les convierte en falsos Power Tríos.

Cuartetos que son Power Tríos con cantante

Creo que muchas grandes bandas que no se han considerado Power Tríos sí lo son. Me refiero a aquellas que cuentan con tres músicos -guitarra, bajo y batería- y un cantante solista que sólo en algunas ocasiones agarra un instrumento (guitarra, teclados). Instrumentalmente tienen las características de los Power Tríos, pero la figura del cantante solista, desvirtúa un poco el concepto. Entre este tipo de bandas tenemos algunas tan emblemáticas como The Who, Led Zeppelin, Queen, Sex Pistols o más recientes como Stone Roses, Ocean Colour Scene o The Cramberries entre otros.

 Mi trilogía de Power Tríos

Sin incluir a estos últimos -por ser purista con el concepto- voy a elegir mis tres Power Tríos preferidos. No es fácil porque hay grandísimas bandas entre las que he citado (y otras que no he llegado a nombrar), pero me quedo con estas tres:

CREAM (1966-1968)

Fueron la primera superbanda de la historia del Rock. Tanto Ginger Baker (Batería), como Jack Bruce (Bajo) y Eric Clapton (Guitarra), estaban en el top 3 de sus respectivos instrumentos. Además de virtuosos instrumentistas, eran excelentes compositores y cantantes. Entre 1966 y 1969 publicaron cuatro LP´s absolutamente fundamentales de Rock Progresivo, Psicodélico, Blues-Rock, e incluso algunos guiños al Merseybeat. Ginger Baker había comenzado tocando Jazz, pero el gran volumen al que tocaba la batería no encajaba del todo en ese estilo, así que se pasó al Rock donde pudo dar rienda suelta a su energía.

Cream – Sunshine of your Love

 

La banda se separó por las frecuentes peleas entre Jack Bruce y Ginger Baker. A continuación, Eric Clapton habló con Steve Winwood (Traffic) para montar una nueva banda. El batería iba a ser el también exTraffic Jim Capaldi, pero Ginger Baker se enteró y quiso entrar a pesar de las reticencias de Clapton. Ficharon a Ric Grech como bajista y así se creó otra superbanda – Blind Faith– cuyo único LP es una antología del Rock y el Blues. Tan imprescindible como los trabajos de Cream.

Cream – Crossroads

 

THE JAM

Aunque un jovencísimo Paul Weller ya había formado la banda en 1972, es sobre todo a partir de 1976 cuando tenemos a los Jam que conocemos. Weller solía oír a los grandes grupos de Rock de los sesenta; The Who, The Beatles, The Kinks, Small Faces y otros. Pero en 1976 vio actuar a los Sex Pistols y se sintió atraído por esa descarnada vuelta de tuerca que encarnaba el Punk. Poco después estuvo en un concierto de The Clash, otra gran referencia del Brit Punk. La fuerte carga política de The Clash terminó de moldear la visión de Weller sobre el Rock y su papel en la sociedad. Foxton y Buckler entran en The Jam y los tres constituyen la formación definitiva de la banda. Aunque ataviados como Mods, empiezan a frecuentar los círculos Punk de UK. Sus primeras canciones, potentes y vitales, encandilaban a su audiencia. Pero algunas cosas no encajaban. The Jam eran elegantes por naturaleza (no solo en su indumentaria) y tenían un halo seductor que desentonaba con la parafernalia derrotista del Punk. Weller empezó a percibir cierta superficialidad e hipocresía en aquella tribu que pocos meses antes le había seducido. La autenticidad de Weller-Foxton-Buckler era proverbial, no negociable. Pocas veces se ha visto un grupo con tanta actitud en un escenario. Además, su impecable elegancia no implicaba atisbo alguno de debilidad. Paul Weller se peleó verbalmente con Mick Jones de The Clash y le rompió una botella en la cara a Syd Vicious de los Sex Pistols tras una provocación de éste. Los Sex Pistols habían plagiado un rif de guitarra de una canción de The Jam. Sucedió en el Club Speakeasy de Londres. El propio Paul Weller lo contaba así años después: “Él empezó y yo lo terminé. No sé si alguien puede decir que salió victorioso. Él se acercó a mí y comenzó a hablar de “Holidays In The Sun”, de que habían copiado el riff de “In the City”. A mí, la verdad, no me importaba que me copiaran; hay que sacar las ideas de alguna parte, ¿no? De todos modos, él se me acercó y me golpeó, así que se lo devolví”.

Por cierto, en aquellos tiempos Syd Vicious que no tenía “niputaidea” de tocar el bajo, le pidió a Lemmy de los recién creados Motorhead, que le diese clases. Curiosa colaboración entre el Punk y el Heavy.

Syd Vicious (Sex Pistols) con su novia, Nancy Spungen y Lemmy (Motorhead)

 

The Jam – A Bomb in Wardour Street

 

La portada de In The City (1977), con los tres miembros de The Jam vestidos con trajes y estrechas corbatas -al más puro estilo Mod- marcó la estética de miles de grupos de la New Wave para los años posteriores.

Sin llegar a rechazar el Punk, sin perder un ápice de fuerza y rotundidad, The Jam se fue convirtiendo en la punta de lanza del Mod Revival. En parte por la influencia de The Jam, en parte por evolución natural, muchos grupos que habían abrazado el Punk, también evolucionaron hacia el Power Pop o el Mod Revival. En 1980 apareció su LP Sound Affects, en el que reflejan más claramente que nunca, las influencias de The Beatles -especialmente del álbum Revolver– aunque también de grupos Punk y New Wave como New Order o Wire.

The Jam – All Around the World

 

Weller y los suyos se separaron en 1982, perdiéndose una de las mejores bandas de aquella generación. Como si toda la energía y la rabia entregada en los seis años con The Jam le hubieran dejado exhausto, Paul Weller fundó The Style Council, un grupo completamente diferente, orientado al Soul, el Funk y el Modern Jazz. Afortunadamente años después recuperó su mágica conexión con el Rock y desde entonces no ha parado. Frecuentemente se le ha visto versionando temas de sus bandas de referencia (The Beatles, The Kinks, The Who, Small Faces…) o incluso tocando con McCartney con Ray Davies o Pete Townshend. Y también con bandas que han seguido la impronta de todos ellos, como Ocean Colour Scene o los hermanos Gallaher (Oasis). Weller sigue sacando trabajos en solitario y dando conciertos donde aún transmite (doy fe) esa energía que le convirtió en un ídolo a finales de los 70´s.

The Jam – Man in the Cornershop

 

THE POLICE (1977-1984)

Otro grupo icónico de la New Wave. Fueron uno de los conjuntos con mayor personalidad de la época y supieron conectar con gran parte de la audiencia. Combinaron Punk-Rock, Reggae, y Power Pop de manera brillante, especialmente en sus primeros álbumes. No se les llegó a considerar una banda de Mod Revival como a The Jam. Y ello a pesar de que Sting protagonizó el papel de líder Mod (El As de Oros) en Quadrophenia y que el sonido de Police, con sus mezclas de Reggae y Power Pop puede encajar por momentos en el amplio universo Mod.

Con el tiempo, Police ha envejecido mal. No es que haya caído en olvido, es que hay una cierta crítica hacia la banda y sobre todo hacia Sting, su carismático líder. Pero nadie debería negarles que fueron tres grandes músicos, que crearon un estilo propio dentro de la escena del Rock y que dejaron grandísimas canciones para la eternidad.

The Police – Born in the 50´s

 

Que suene la Música

Y como colofón, algunas canciones en directo de Power Tríos (Green Day, Nada Surf) y de esas bandas que instrumentalmente son Power Tríos aunque tengan un cantante solista, que habitualmente no toca instrumentos. De estas, he seleccionado a Queen, a The Who y a Ocean Colour Scene. Magistrales las demostraciones de Keith Moon (The Who) a la batería -qué animal- y de Steve Craddock (Ocean Colour Scene) a la guitarra. Se sale.

Ocean Colour Scene – Hundred Mile City

 

The Who – Substitute

 

Nada Surf – Always Love

 

Queen – Fat Bottomed Girls

 

Green Day – She

 

Ayúdanos a hacer el Rock vibrante de nuevo compartiendo www.butwelikeit.com y este artículo en tu facebook twitter.

¡Gracias!

El As de Oros

 

Ver Más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿TE INTERESA?
Cerrar
Botón volver arriba