ACTUALIDADArt-Pop-RockArt-RockDance-RockDOCUMENTALEN PORTADAENTREVISTASGlamGlam-RockLA MOVIDAMersey-BeatMERSEYBEATNEW ROMANTICNew RomanticsNEW WAVENEW WAVENueva OlaPELÍCULASPOPROCKPOST-PUNKPower PopPowerpopPUNKROCKROCKRock and RollRock&PopROCK&ROLLSYNTH-POPTecno PopTECNO-POPTecnopop

¿Quién Coño son Sparks?

¿Quién Coño son Sparks?

Si te gustaron -como a mí- la New Wave, el Synth-Pop, el Glam-Rock, Bowie o Queen, quizás estás -estamos- en deuda con Sparks.

Millones de personas en todo el mundo se preguntan estos dias ¿Quién Coño son Sparks para que Edgar Wright haga un documental de dos horas y media sobre ellos?

Wright lleva casi treinta años dirigiendo brillantes películas como la comedia Zombies Party, Arma Fatal o Baby Driver entre otras muchas. Un cierto tono irreverente es casi una constante en su cine. Y por eso no es de extrañar que se haya embarcado en el proyecto que ahora se estrena sobre The Sparks.

Y es que, a Edgar Wright, aparte de hacer cine de calidad y gamberrete,  le apasiona la música. Y está a punto de estrenarse en España su más reciente creación, titulada, Ultima Noche en el Soho. Un thriller psicológico ambientado en el Londres de los Sixties. La banda sonora de la película reúne canciones de varios de los grupos de Rock más importantes de aquella época; The Beatles, The Kinks, The Beach Boys, The Animals, Love, Crosby, Stills & Nash, Nancy Sinatra, Status Quo, Velvet Undreground o la superbanda Blind Faith entre otros.

Pero dejemos que llegue Ultima Noche en el Soho y disfrutemos primero de su exuberante Film-Documental sobre The Sparks.

De acuerdo, pero…..  ¿Quién Coño son Sparks?

Pues llevan cincuenta y cinco años en activo, y son una banda de las más prolíficas de la historia de la Música Pop. Diríamos que “han influido en decenas de bandas que han influido en miles de grupos”.  El “claim” de la película lo expresa así; The Sparks Brothers, el grupo favorito de tus grupos favoritos.

Teach Your Children

Ya en los años cincuenta, el padre de Ron y Russel los llevaba al cine y les ponía las canciones de los pioneros del Rock´n Roll (Elvis, Chuck Berry, Buddy Holly y otros). Su muerte, estrechó los vínculos de los dos hermanos y su pasión por el Séptimo Arte y la Música. Su madre continuó la labor que iniciara su marido y los llevaba en su coche a ver actuaciones de grupos de Rock. Entre ellos, a los mismísimo Beatles en una de sus giras por USA. Pronto decidieron formar un grupo y tras varios intentos surgió Halfnelson. Aunque  Americanos -de California- se inspiraban más en el Rock británico. Chicos listos.

Visionarios

En 1971 sacaron su primer L.P., producido por Todd Rundgren. A sugerencia de este, se cambiaron el nombre a Sparks. En ese momento, el Rock-Pop que había imperado en los Sixties estaba de capa caída -se acababan de disolver The Beatles- y las bandas migraban hacia el Rock Progresivo, el Rock Sinfónico, el Heavy Metal y otras opciones. A contracorriente, Los Sparks, debutaron con un sonido que heredaba la frescura de la década anterior. Influencias de The Kinks, The Who, The Beatles, ecos del Vaudeville y Opereta.

Se habían adelantado varios años a grupos como Queen (su primer L.P. es de 1973). Y cuando llegaron la New Wave y el Post-Punk, Sparks ya estaban allí.  Hicieron Rock electrónico antes que Kraftwerk, Glam-Rock antes que Bowie, Queen o Marc Bolan, adoptaron actitudes Punk antes que los Sex Pistols (a los que admiraron) o sonidos New Wave antes que Depeche Mode, Duran Duran o Human League. Y esto sólo por nombrar algunos de la pléyade de bandas y solistas que han sido influidos -consciente o inconscientemente- por esta banda cuasi ilimitada. Fueron tan visionarios que, en 1966, la primera canción que publicaron se titulaba Computer Girl (cuando pocos sabían lo que era una computadora). O como en 1974, año en que publicaron Never Turn Your Back to Mother Earth, un precioso himno ecologista, cuando prácticamente nadie era consciente del desastre que estábamos montando. Canción de estrofas sublimes y versionada por Depeche Mode, Neko Case y muchas otras bandas.

Sparks – Never Turn Your Back On Mother´s Earth

Admirados  Ignorados

La película se desarrolla en orden cronológico (por años y discos publicados) y recurre a múltiples testimonios de figuras de la música Pop. Aparecen Todd Rundgren, Beck, Flea (Red Hot Chili Peppers), Jane Wiedlin (The Go-Go´s), Thurston Moore (Sonic Youth), Alex Kapranos (Franz Ferdinand), Vince Klarke (Depeche Mode, Erasure), Stephen Morris & Gillian Gilbert (New Order, Joy Division), Steve Jones (Sex Pistols), Nick Rhodes & John Taylor (Duran Duran), Bernard Butler (Suede), Roddy Bottun (Faith No More) y otros.

Y anécdotas como cuando un atónito John Lennon telefoneó a un amigo. ¡Ringo, pon la televisión! Está Marc Bolan cantando con un tipo que parece Hitler”. El propio Paul McCartney rindió homenaje en el video de su canción Coming Up a varios de sus ídolos – Buddy Holly por supuesto- y algunos más, entre ellos el inconfundible Ron Mael. Si Sparks habían admirado a The Beatles, estos habían correspondido a los hermanos Mael años después.

Todos los testimonios reconocen la genial influencia de Sparks y la paradójica carencia de un lugar destacado en la élite del Rock y el Pop.

Sparks – I Predict

Cuerpo y Alma

El documental nos muestra las dos personalidades simbióticas que son los hermanos Mael. Ron el tímido genio creador, escondido tras el bigote Hitleriano y sus muecas evasivas. Y delante, frente al público, Russel, el showman. El guaperas de múltiples fans. Entre ellas, Jane Wiedlin, guitarra rítmica en The Go Go´s.  En 1983, cuando Jane Wiedlin tenía unos veinticinco años y Russel diez años más, tuvieron un romance y Wiedlin colaboró con Sparks.  Las Go Go´s estaban aún en la cresta de la Nueva Ola y Sparks vivía uno de sus momentos dulces. Ni el romance duró mucho, ni tampoco la fama de ambas bandas. Las Go Go´s, -la mejor All Girls Band de la historia del Rock- se disolvieron un par de años después (volvieron a juntarse en repetidas ocasiones para girar).

Sparks – Parying for a Party

Arriba y Abajo

Su carrera ha sido una montaña rusa. Costosa subida hasta la cumbre, un breve lapso mirando el Mundo desde arriba y a continuación, caída vertiginosa hacia el olvido y volver a empezar. Su autenticidad les impidió acomodarse a un solo estilo, a un único modo de entender la música Pop.  Ningún otro grupo de la historia del Rock ha estado tantas veces defenestrado y ha resurgido. Hace unos pocos años, su última reaparición fue a consecuencia de un trabajo con Franz Ferdinand. Se habían conocido y hablado de colaborar -y como tantas veces sucede, había quedado en nada- pero un buen día se cruzaron por la calle y se pusieron de acuerdo. Trabajar con Franz Ferdinand puso a Sparks al alcance de millones de jóvenes de la generación Indie, que no los conocían. Por cierto, llevamos cási cuatro décadas hablando de Indie y hemos metido en ese «cajón de sastre» a la mitad de las bandas de Rock&Pop de la escena mundial. Si hay algún grupo que merece el calificativo de Indie, son Sparks.

Quizás su histrionismo superlativo provocó que mucha gente no se los tomase en serio.  Esa calculada – o no-  ambigüedad sexual, su comicidad chaplinesca, o los movimientos de saltimbanquis por el escenario.  Y sin embargo, Sparks son todo menos vacuos o superficiales. Su dedicación a la música, su constancia y capacidad de trabajo han sido ejemplares. El documental refleja esa resistencia heroica ante las adversidades.

We Can Be Heroes

Me impresionaron especialmente dos ejemplos de su tenacidad. El primero lo relata, conmovida -entre sollozos- Chriti Haydon, baterista de la banda en los noventa y actriz en Star Trek The Next Generation. Contaba como en esa época, habían vuelto a caer en el ostracismo más absoluto. Aunque ignorados por la escena musical, los Mael estuvieron durante años dedicados siete dias a la semana a componer, ensayar y mantenerse unidos. El segundo ejemplo, ahonda en su inaudita entrega a la música y al público. En la gira de 2008 por Reino Unido, se les ocurrió la idea -creo que única- de tocar no solo su último trabajo, sino cada uno de sus anteriores LP´s – veintiuno para ser exactos – de forma que cada día interpretarían un LP antiguo y su último trabajo. Se lo contaron a los miembros de su banda y no podían creerlo. Pero estuvieron cuatro meses ensayando, unas doscientas canciones, que finalmente pudieron recordar y tocar durante tres semanas seguidas de conciertos.

Sparks – Funny Face

Su Influencia en el Rock Español

Decía al principio del artículo, que la película es intensiva en testimonios de figuras de diversas épocas. Desde los Beatles a Franz Ferdinand, pasando por toda la pléyade de grupos del Synth-Pop, de la New Wave o el Punk. Y sólo hemos visto la punta del iceberg.  Aunque no tenemos ningún testimonio de grupos españoles, es muy probable que hayan influido en unos cuantos. En 1976 Sparks publicaron su canción Everybody´s stupid (1976) un Rock and Roll, con guiños al Punk que en esas fechas comenzaba a despuntar. Un año después, Kaka de Luxe, pioneros uno de los grupos seminales del Punk y la New Wave española, compusieron Pero que Público más Tonto Tengo. Además, Fernando Marquez, “El Zurdo” llevaba un bigotillo similar a Ron.  En la misma época y movida, Iñaki (Glutamato Ye-Ye), llevaba también el bigotillo y peinado Hitleriano. ¿Casualidad o se inspiraron en un grupo que era una fuente inagotable de ideas?

Sparks – Everybody´s Supid (1976)

 

Glutamato Ye-Ye – Todos los Negritos Tienen Hambre y Frio

 

Larga Vida a los Sparks

En su larga trayectoria, han sido Glam, Power Pop, Rock electrónico o Synth-Pop. De todo ello, lo que menos me gusta es la abundancia de Opereta (como Queen), y sobre todo su época orientada a música de baile. Pero hay que reconocer, que al igual que otros grandes artistas -The Rolling Stones, David Bowie o las bandas de Synth-Pop- han hecho interesantes hibridaciones de Rock con sonidos discotequeros.

Lo único malo es que este documental fulmina su condición de marginal grupo de culto.  A sus setenta y tantos años y veinticinco L.P.´s a sus espaldas, Sparks se van a convertir de una vez y para siempre, en estrellas del Rock. Queridos, respetados, entrañables.

Si te gusta la Música y Cultura Pop, las personalidades brillantes, excéntricas, únicas y la autenticidad en el arte, no dejes de ver esta película. Dura casi dos horas y media, excesiva como los Sparks. Pero divertida, didáctica, emotiva y fresca. No nos aburrimos ni un solo minuto.

 

Alejandro Tinturé Eguren

Ver Más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba