ACTUALIDADCONCIERTOS Y CRÍTICASEN PORTADAINDIE ROCKMODNEW WAVEPOPROCKPUNKROCK

Una de Festivales: en el Purple Weekend 2018

Hacía ya cuatro años de mi último Purple Weekend. De ese año (2014) recuerdo haber visto entre otros a Any Trouble (UK, New Wave, Mod). En el 2011 vi a The Lambrettas (UK, New Wave, Mod) y a Buzzcocks (UK, Punk Rock, New Wave). Un año antes, en 2010 a Teenage Fanclub (UK, Folk Rock, Indie Rock, Jangle Pop). Y en mi primer PW, en el 2007,  a The Times (UK, New Wave, Mod) y a The Knack (USA, New Wave, Power Pop).

Todos esos nombres dan una idea del alto nivel y aporte a la escena musical del Purple Weekend. Pero no es el típico festival “mainstream” al que van grupos del momento y la gente acude en masa para estar al día y en la onda. El PW atesora solera y calidad al margen de tendencias puntuales. Es «auténtico»

León, un lugar magnífico para el Festival

Pero además León es mucho León. Está ahí hace más de dos mil años. Empezó siendo el campamento de “una romana legión” como diría Asterix.  Y es que los romanos desplegaron un gigantesco ejército de siete legiones para doblegar a Astures y Cántabros. Casi diez años de enfrentamientos y todo el poderío imperial contra los norteños. Los romanos sudaron la gota gorda para dominar a las ultimas tribus “indies” de la península.

Tras ese comienzo como un campamento militar, León progresó y se convirtió en ciudad amurallada. Ocho siglos después, ya en la edad Media, León tomó el relevo de Oviedo como capital del Reino de Asturias y León. Y continuó creciendo en población y belleza arquitectónica. Una catedral asombrosa, palacios, iglesias, casas de alcurnia, configuran barrios y rincones llenos de encanto….y de bares.

Por si fuera poco, León tiene una tradición musical potente. A comienzos de los ochenta, aportó a la New Wave española algunos grupos interesantes. Los Cardiacos fueron probablemente el más famoso. Los oía con mis colegas de Geológicas (Angel, Alberto, Leandro..) y del Colegio Mayor (“Flipy”, Gonzalo, Luis, “Vitor”, “Boyo”….). Los Cardiacos eran una de las bandas skatalíticas al estilo de las británicas tipo The Specials, The Beat, Madness o The Selecter. Tenían canciones vigorosas como “Las Noches del Toisón” (dedicada a discoteca mítica de la época).

Años después, ya en la segunda mitad de los 80`s, surgió en León una potente corriente Mod, capitaneada por grupos como Los Flechazos,  que crearon un puñado de canciones divertidas e impulsaron el nacimiento del Purple Weekend.

Así que el festival comenzó siendo un reflejo del movimiento Mod, muy preeminente en la escena del Rock&Pop Leonés de aquellos años.  Con el tiempo se ha ido ampliando a otros territorios del Rock y el Soul, especialmente a sonidos Power Pop e Indies

La edición 2018 tenía un cartel más Power Pop que Mod. Salvo para los muy puristas, ambos estilos son perfectamente compatibles y con mucho en común. El caso es que hoy en día existen muchas más formaciones haciendo Power Pop que bandas Mods y de ahí la evolución que ha experimentado el Purple.

Llegué el sábado por la mañana, así que no pude asistir a actuaciones que me hubiera gustado ver, como las de Ken Stringfellow (The Posies, Lagwagon, Orange Humble Band, REM, The Minus Five..) Max  Meser, La Granja o The Resonars que habían tocado el Jueves 6 y Viernes 7 de Diciembre.

En todo caso el cartel del Sábado era, al menos en teoría, el “plato fuerte” del festival.

Pero bueno, vamos por partes. Antes de las actuaciones, había que disfrutar de la magia de León. Unos “vasos” por la zona del Cid y sobre todo del Barrio Húmedo. Cerveza, vino y buenas tapas, en compañía de grandes amigos de la época del América (el nombre de nuestro Colegio Mayor en Oviedo).  Estaban “Flipy” “Zumos”,  “Vitor” y su amigo Roberto, no ex-colegial, pero un tipo que entiende de esto e incondicional del Purple. por desgracia, algunos «viejos rockeros» no pudieron estar…. echamos de menos a Gonzalo, Tony, “Boyo” y otros. ¡Os esperamos para próximas ediciones!

Un buen descubrimiento en el concierto del Sábado por la tarde

A mitad de tarde, salimos del “Humedo” para asistir al concierto de dos conjuntos que no conocía.

Primero Wesley Fuller, una joven promesa del Rock australiano. Le acompaña una banda de esas que “molan”. Una estética muy conseguida – detalles Glam, Mod, Psicodelia Sixtie y New Wave-  suenan bien en directo y tienen “actitud”.

 

Tras el concierto Flipy y yo compramos en vinilo su primer L.P. y nos hicimos fotos con algunos miembros del grupo.

Después The Hentchmen (USA), un poco más cañeros, hacen Rock Garajero y Punk. No estuvieron nada mal tampoco. Buenas melodías a mitad de tarde y el espíritu animoso.

Actuación de Wesley Fuller en el Purple Weekend 2018

 

Wesley Fuller – Melvista

 

La Noche Grande del PW18

Sin tiempo para el descanso fuimos  de nuevo al Barrio Húmedo, y tras “recargar pilas” nos fuimos rápidamente para llegar a los conciertos que cerrarían el PW18.

Cuando entramos en el recinto, ya estaban en el escenario Kurt Baker y su banda. Los había visto hace poco en Madrid. Reconozco que suenan bien, potentes, Power Pop y Rock and Roll enérgico, pero a mí no me “llegan”.  Carecen de “canciones de lustre”. De esas que te hacen vibrar, que tocan tu fibra sensible.

Después apareció en el escenario Paul Collins. Últimamente su banda son los propios Kurt Baker Band. Ay amigos, aquí cambia todo. Paul está castigado por la edad y una vida dedicada a la música. Pero sus canciones tienen la magia del Rock and Roll fresco, del Power Pop energético….ese que te invita a bailar…. o a abrazar a la chica de al lado. Si da su permiso claro.

Interpretó muchas canciones de su época en The Nerves y sobre todo de The Beat, que después se llamaron Paul Collins Beat, porque eran contemporáneos de la banda homónima británica que hacían Ska (The Beat o también denominados The English Beat)

Paul Collins Beat fue uno de los mejores grupos de New Wave de USA, con canciones memorables, especialmente en sus tres primeros trabajos. Paul Collins vivió largas épocas en España y tuvo un par de esposas españolas (si, un par).  Después Paul Collins continuo en solitario haciendo algunos grandes L.P´s combinando Power Pop y Rock Americano (Roots Rock).

Collins sigue siendo muy querido y apreciado por los fans del Power Pop y su concierto fue uno de los momentos álgidos del PW18

Actuación de Paul Collins con Kurt Baker Band en el Purple Weekend 2018

The Beat (Paul Collins) en sus gloriosos comienzos – Don´t wait up for me

The Beat (Paul Collins) – Walking out on Love

 

A continuación y para poder distinguir ambas bandas,  un video de The Beat (los británicos), contemporáneos de la banda de Paul Collins (USA)

The Beat (The English Beat) – Save it for later

Después fue el turno de The Model Rockets, un grupo americano, formado en 1993. Su primer disco, Hi Lux es magnífico. Power Pop y Rock and Roll potente, con acertadas dosis de melodía. Se separaron años después y algunos de sus miembros se integraron en bandas muy interesantes como The Minus Five o The Tripwires. Buena actuación, sonaron bien y siguen conservando frescura y energía.

El festival se cerró con Matthew Sweet, otro veterano músico americano. Su primer trabajo en solitario data de 1986. Forma parte de la escena musical de la ciudad de Athens, al igual que REM o los B-52 (en aquellos años participó en un proyecto musical con Michael Stipe, líder de REM). Tiene una extensa discografía y ha hecho interesantes colaboraciones, como tres L.P´s con Susanna Hoffs (ex The Bangles) titulados Under the Covers en los que hacen versiones de múltiples conjuntos y solistas de Rock (The Beatles, Pretenders, Tom Petty, The Clash, Kirsty MacColl, The Who, Mamas & the Papas, The Go Go´s, Dylan, Fleetwood Mac, Blondie, The Ramones, Queen, The Smiths o Buzzcocks entre otros).

La actuación de Matthew Sweet no defraudó, sonido impecable y algunas grandes canciones de su amplio repertorio.

 

Actuación de Mathew Sweet en el Purple Weekend 2018

Mathew Sweet – Sick of Myself

 

Sin duda un magnífico festival (el Purple Weekend), pero he echado de menos más grupos realmente Mods. Especialmente esas temperamentales bandas británicas e irlandesas que rezuman frescura. A falta de ellas en esta edición, me quedo con Wesley Fuller, quien para mí ha sido el artista revelación.

 

Espero con anhelo volver a León, ver de nuevo a los viejos amigos y disfrutar la ciudad, sus barrios, sus bares, sus gentes y brillantes conciertos en el Purple Weekend.

 

Alejandro Tinture Eguren

Ver Más

1 Comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba